Unos días en la ITB de Berlín: inspiración hacia la sostenibilidad más allá del 2017

Visitar la feria de turismo más importante y estratégica del mundo nunca puede dejarte indiferente, incluso tras más de dos décadas de asistencia continuada, persiguiendo los cambios y las tendencias del turismo internacional.

Este año, la ITB de Berlín ha sido mucho más intensa que otros años en su CSR-Kongress, el programa interno de actividades ligadas a la responsabilidad corporativa, el turismo sostenible y el turismo responsable.

Hemos tenido la oportunidad de presentar de nuevo en este espacio ideal la prometedora alianza, ya anunciada en FITUR 2017, entre ISTO/OITS-Organización Internacional de Turismo Social y EARTH-European Alliance for Responsible Tourism and Hospitality. La presentación estuvo a cargo de Charles E. Bélanger-Director de ISTO/ OITS y de José María de Juan-Vicepresidente de EARTH.

En el marco de este ya mil veces nombrado Año Mundial del Turismo Sostenible para el Desarrollo y de una ITB más “verde” que nunca, la alianza entre ISTO  y EARTH se ve mucho más oportuna y estratégica. Es así porque todavía los aspectos sociales son la asignatura más olvidada de la industria turística mundial; a la par que las iniciativas y entidades de turismo social y responsable, ya desde hace años concentradas en el pabellón 4.1, siguen ocupando un espacio simbólicamente pequeño y me atrevo a decir que marginal.

Basta ver que a la denominación de dicho pabellón 4.1 se le llama “segmentos”; cuando el turismo sostenible y responsable ni es ni debería ser jamás un segmento, sino una preocupación transversal de toda la industria. Se puede ver como la abundancia de papel innecesario en la feria sigue siendo apabullante, a pesar de la imparable digitalización de la industria.

Por poner sólo un par de ejemplos de los retos sociales, recientes reportajes y artículos han hablado de los sueldos extremadamente bajos de las camareras de pisos en muchos hoteles españoles, aprovechando triquiñuelas administrativas, a veces incluso en hoteles que por otro lado insisten en su compromiso con el medio ambiente.

Otro ejemplo indicativo es que aún determinados destinos siguen utilizando “indígenas” (y no indígenas) semidesnudos como reclamo para el stand, vendiendo un falso exotismo que huele a parque temático humano.

En cambio, consuela por otra parte que ECPAT, The Code, Tourism Watch y otras organizaciones siguen presentes y combativas en la ITB y en la industria desde hace décadas, proponiendo un turismo menos abusivo con las capas más desfavorecidas de las sociedades receptoras.

 

El turismo social entiende el derecho universal al turismo, pero este derecho no puede estar basado en un modelo de “low cost” que implique “low rights” para los trabajadores y los habitantes. Si estas cosas pasan en los países turísticamente más avanzados, es difícil  no pensar en las condiciones de estos trabajadores en los países en desarrollo y más débiles en sus marcos legales.

 

Desde ISTO-EARTH creemos firmemente en que la sinergia entre nuestras dos visiones favorece un enfoque más integral de la sostenibilidad turística,  que piensa más en el equilibrio de los beneficios entre el turista y el lugareño, una de las máximas centrales del turismo responsable.

 

También nos ha complacido mucho en la ITB ver la actividad intensa en los diversos encuentros de convivencia y networking que hemos tenido con Green Destinations, Travelife, Tourcert, Ecotrans y otras entidades, que en algunos casos se acercan ya a los 25 años en la vía de la sostenibilidad y con las que esperamos celebrarlo en FITUR 2018.

 

La potencia de nuevas generaciones del turismo responsable presentes en estos encuentros en torno a iniciativas como Travindy o ATD-Acteurs du Tourisme Durable y tantas otras, nos permite creer que el cambio es posible. Así, tal vez en ferias sucesivas y cuando se hayan pasado los fastos del Año Mundial del Turismo Sostenible para el Desarrollo, no nos olvidemos del inmenso trabajo pendiente que tenemos en el campo social.

 

Hemos visto también con gran interés cómo feria tras feria y evento tras evento, seguimos acercando posiciones entre los distintos actores asociativos y técnicos de ‎la sostenibilidad turística en Europa; dejando a un lado por una vez la codicia mediática para poder hacer más fuerza y ser agentes de un cambio cada vez más necesario,  mientras las llegadas turísticas mundiales no paran de crecer.

 

Al igual que hacemos nosotros con esta emergente  Bitácora, saludamos todas las iniciativas como Better Places o Fairaway, que hemos podido conocer mejor en la ITB 2017, y que salen cada año para darle un espacio comercial a los pequeños productores de turismo responsable esparcidos por el planeta.

Desde el compromiso de las empresas (como es el caso de KOAN Consulting, que se ha  incorporado más recientemente al Pacto Mundial por los ODS-Objetivos de Desarrollo Sostenible), también tenemos pensadas acciones prácticas a lo largo de este año, que compartiremos con todos vosotros y que nos servirán de inspiración y modelo para el futuro.

Te lo contamos todo en esta Bitácora que es tuya y nuestra, en la que queremos que todos los actores grandes y pequeños que crean en la sostenibilidad turística tengan su espacio. Te esperamos.

 

Deja un comentario