Posicionamiento del CETR ante la situación del Turismo Responsable

A finReunion CETR en el Congresoales del mes de octubre, el CETR fue invitado al Congreso por la Diputada de Podemos, Àngela Ballester, de la Comunidad
Valenciana, que junto con el canario Alberto Rodríguez participan en la Comisión de Industria, Energía y Turismo del Congreso.

En la distendida charla abordamos la situación actual del turismo en España, una actividad clave en nuestro país y de las necesidades de transformar nuestro modelo turístico profundizando en cuestiones como la sostenibilidad, la mejora de las condiciones laborales y afrontar de forma decidida los problemas de saturación en algunos puntos concretos de la geografía que están generando ya importantes tensiones.

Nos parece que ha sido una gran oportunidad de transmitirles a nuestros gobernantes la necesidad de incluir el Turismo Responsable en el debate y dar visibilidad a sus propuestas. Para ofrecer nuestro punto de vista, concretamos enviar al grupo parlamentario un breve documento que recoge nuestra visión de la situación actual.

Os incluímos el texto enviado a Podemos, que enviaremos también al resto de grupos parlamentarios, como una acción más, tendente a reivindicar que necesitamos otro turismo, más responsable y comprometido con las personas, el patrimonio y el medio ambiente.

Por supuesto, agradecemos a Àngela Ballester su interés y su disposición a debatir este tema y le animamos a trabajar activamente por mejorar el turismo de nuestro país desde la Comisión Parlamentaria existente a tal efecto.

La visión del Turismo Responsable del CETR

La declaración del año 2017 como Año Mundial del Turismo Sostenible para el Desarrollo ‎nos lleva inmediatamente a reflexionar sobre los avances del turismo sostenible y responsable que se han realizado en los últimos años a nivel planetario. La sensación que nos queda es necesariamente agridulce.
Desde el Centro Español de Turismo Responsable, plataforma que aglutina a empresas del sector turístico, entendemos que hay que trasladar a la opinión pública la necesidad de transformar el actual modelo turístico.
Turismo Responsable Pasa a la accionLa elección del término Turismo Responsable, se basa en una explicación simple; independientemente de cómo quieras llamar al proceso de cambio (sostenible, responsable, ecológico, alternativo, consciente, etc), la conclusión es que todas las partes asuman su responsabilidad. Incluidos nosotr@s como turistas.
Son ya 10 años desde que se comenzó a conmemorar el DMTR (el Día Mundial del Turismo Responsable) y es necesario hacer balance de dónde estamos y cómo está llegando nuestro mensaje.

Ha aumentado la visibilidad de la atención a la sostenibilidad por parte de la industria turística internacional y también por parte de la industria del transporte. Hay más conferencias, más redes, más sellos y certificaciones sobre turismo sostenible y responsable que hace diez años, sobre todo en el ámbito europeo. Del mismo modo, se ve con esperanza la apuesta decidida por la sostenibilidad de muchos pequeños tour operadores y hoteles locales en América Latina y África, a veces con apoyo de las cooperaciones internacionales.
Cada vez se desarrollan más iniciativas de turismo sostenible de cualquier tamaño repartidas por todo el mundo. Estamos seguros de que todo ello ha generado un mayor interés en la demanda de los grandes mercados emisores por ser turistas responsables. Las continuas noticias sobre el cambio climático y sus relaciones estrechas con el transporte y el turismo contribuyen también a aumentar la sensibilidad de la demanda global sobre el impacto de sus vacaciones en el medio ambiente y en el clima.Turismo Responsable

Al Centro Español de Turismo Responsable nos escriben habitualmente personas que desean ser turistas responsables en su próximo viaje y no saben cómo empezar. Para ello contamos con los diversos códigos de conducta como el Vademécum del Turista Responsable de la EARTH, que compartimos continuamente en nuestra web y en nuestros eventos. Nos marca un camino a seguir y nos afirma en que hay muchas personas que demandan un cambio.
No hay que olvidar que estamos en un proceso continuado, en el que llevamos inmersos varias décadas, que nos han dejado definiciones (enraizadas en su contexto) y momentos clave para llegar hasta el momento actual. Conviene recordar de dónde venimos.

Un poco de historia sobre los conceptos de Turismo Sostenible y Responsable.
Desde la década de los noventa el desarrollo turístico ha cobrado un carácter prioritario para instituciones, gobiernos y también cada vez más para el sector empresarial.
La sucesión de eventos nos habla de la evolución de conceptos y de la propia sociedad:
Ya en los años 80 del siglo XX comienzan a surgir voces críticas con respecto al rumbo que está tomando el desarrollo turístico, en línea con el despertar de una conciencia preocupada por nuestro impacto sobre el entorno.
1980. El concepto de desarrollo sostenible aparece por primera vez en el documento elaborado por la UICN “Estrategia Mundial para la Conservación”.
1987. Unos años después la ONU crea la Comisión Mundial Medio Ambiente y Desarrollo, al frente de la misma el primer ministro de Noruega, Gro Harlem Brundtland, su informe “Nuestro Futuro Común” define la política de desarrollo sostenible.
Otras formas de turismo cobran visibilidad, en esos años hablábamos de ecoturismo.
ECOTURISMO
“El viaje responsable a las áreas naturales para conservar el medio ambiente y mejorar el bienestar de las personas locales.”

TIES. The International Ecotourism Society, 1990.ecoturismo
1991. Primera vez que se aplica el término de Sostenible al concepto de turismo, en la celebración del 41 Congreso de la Asociación Internacional de Expertos Científicos del Turismo (AIEST).

1992. Con la Cumbre de Río comienza a generarse una nueva tendencia que pretende integrar el Desarrollo Sostenible en la actividad turística. La Unión Europea aprueba el V Programa Comunitario de Política y Actuación en Materia de Medio Ambiente y Turismo Sostenible, con el objetivo de integrar el medio ambiente en todas las políticas de la Unión. Como consecuencia de este programa se inicia la aplicación de las Agendas 21 sectoriales. Desde éstas se establece la necesidad de promover programas de turismo ecológicamente sostenibles.

1993. El Turismo Sostenible empieza a entrar en los debates.
TURISMO SOSTENIBLE

“El turismo que tiene plenamente en cuenta las repercusiones actuales y futuras, económicas, sociales y medioambientales para satisfacer las necesidades de los visitantes, de la industria, del entorno y de las comunidades anfitrionas”.
OMT En 1993, en la Conferencia Euromediterránea sobre Turismo y Desarrollo Sostenible. Palmiers, Francia
1994. La Organización Mundial del Turismo, en la Agenda 21, publica “For the Travel and Tourism Industry. Towards environmentally sustainable development”, documento en el que se integran principios básicos en relación a turismo y medio ambiente. Para que el turismo garantice la sostenibilidad no sólo en sí mismo, sino también localmente.
ecoturismo1995. Se celebra en Lanzarote la Conferencia Mundial sobre Turismo Sostenible.
La Carta Mundial de Turismo Sostenible de Lanzarote.
En 1995 se celebró la “Primera Conferencia Mundial de Turismo Sostenible” respaldada por la OMT, PNUMA, UNESCO y la Unión Europea. Foro Internacional sobre Desarrollo Sostenible del Turismo e Innovación.
El objetivo fue incluir el turismo dentro de la estrategia del desarrollo sostenible, haciéndolo compatible con el mantenimiento de la diversidad biológica, la identidad cultural de las comunidades y la gestión de los recursos.
1997. La OMT publica la Guía Práctica para el desarrollo y uso de indicadores de Turismo Sostenible. En este mismo año surge la Declaración de Berlín sobre Diversidad Biológica y Turismo Sostenible, cuyo objetivo es adaptar los principios del Convenio de Diversidad Biológica, firmado en Río en 1992, a la actividad turística.
2002. Se declara el Año Mundial del Ecoturismo.
2002 Definición de Turismo Responsable, en el marco de los actos paralelos a la Cumbre Mundial para el Desarrollo Sostenible celebrada en Johannesburgo, Sudáfrica.
TURISMO RESPONSABLE
Turismo Responsable y Poblacion LocalEl turismo responsable es aquel que minimiza los impactos negativos del turismo a nivel medioambiental, social y cultural; genera mayores beneficios económicos para las comunidades anfitrionas y contribuye a su bienestar; involucra a la población local en las decisiones que afectan a sus opciones de vida; contribuye positivamente a la conservación del patrimonio natural y cultural, y al mantenimiento de la biodiversidad; ofrece a los turistas experiencias más gratas, a través de relaciones significativas con elementos del entorno local; es accesible para las personas con limitaciones físicas; presta atención a los aspectos culturales y promueve el respeto entre turistas y anfitriones.
2002, en el marco de los actos paralelos a la Cumbre Mundial para el Desarrollo Sostenible celebrada en Johannesburgo, Sudáfrica.
En su versión resumida: “turismo responsable es aquel que contribuye a crear lugares mejores tanto para las personas que viven en ellos como para quienes los visitan” o “mejores lugares para vivir, mejores lugares para visitar“
2005. Una nueva definición que trata de reivindicar aún más el papel central de las poblaciones locales de los destinos donde se práctica turismo.
TURISMO RESPONSABLE
“El turismo responsable hace suyos los principios de la justicia y la economía social desde el pleno respeto hacia el medio ambiente y las culturas locales. Reconoce el papel central de la comunidad de acogida y su derecho a liderar como protagonistas el desarrollo del turismo en su territorio. El turismo responsable fomenta la interacción positiva entre la industria del turismo, las comunidades locales y los viajeros”
AITR, Associazione Italiana Turismo Responsabile en 2005, Cervia, Italia.
ecoturismo2007. Celebración del primer DMTR , promovido por la Coalición Internacional de Turismo Responsable, compuesta por Ile de France, Comité 21, Ministère des Affaires Étrangeres et Europèennes y Voyageonsautrement.
El objetivo, lograr que los turistas asuman su responsabilidad respecto al respeto a los lugares que visitan, así como llamar a construir los mecanismos para comercializar responsablemente el turismo.
2008. Nace en Bruselas la EARTH, Alianza Europea para el Turismo Responsable, que recientemente, en el Congreso Mundial de Turismo Social de 2016 ‎presentó públicamente la alianza con ISTO/ OITS-Organización Internacional de Turismo Social
Actualmente KOAN Consulting, socio fundador del CETR, ostenta la Vice-presidencia para la comunicación y las relaciones con América Latina de la EARTH.

¿Por qué es importante el concepto?
La gran proliferación de términos y productos que se presentan bajo el gran paraguas del turismo sostenible contribuye a generar confusión tanto entre los intermediarios como en la demanda.
El turismo responsable es un producto complejo, que se dirige a un público con motivación y sensibilidad especiales. Este segmento de la demanda cada vez es más visible, pero necesita contar con un sector de oferta más organizado y claro, al menos en España.
Hay que perfeccionar los productos de turismo sostenible y responsable desde la base y adaptarlos al mercado, Turismo Responsablecreando canales de distribución inteligentes, especializados y específicos.
La comercialización del turismo responsable necesita de conocimiento y complicidad entre las comunidades y los productores locales, acompañados por los agentes de viajes.
En paralelo, tenemos que trabajar para que la gran industria turística avance hacia la sostenibilidad efectiva, con un ritmo a ser posible mayor que en los últimos diez años. Se ven demasiadas operaciones de greenwashing y de RSC superficial, y no hay más que darse un paseo por las grandes ferias turísticas internacionales para ver como la oferta de turismo responsable ocupa un espacio siempre marginal que apenas crece de feria en feria.
Y seguimos escuchando que el turismo va bien.
Parece que el crecimiento del turismo es imparable y no tiene límites. La OMT, pronostica que las llegadas de turistas internacionales a escala mundial crecerán un 3,3% anualmente hasta el año 2030 y alcanzarán en ese año los 1.800 millones de personas, el doble de los del año 2010.
Las noticias con el buen momento del turismo en España se suceden día tras día en los informativos. 2016 batirá los récords en número de turistas que se establecieron en 2015.
En primer lugar, insistir en una idea que es para nosotros es clave, que aumente el número de turistas no tiene porqué ser un dato positivo, también aumentan los impactos negativos y el consumo de recursos. Es una falacia entender ese aumento ilimitado como un dato a celebrar sin más consideraciones, no olvidemos que la rentabilidad suele estar más asociada a la calidad que a la cantidad.
Otra cuestión de suma importancia es la coyuntura en la que nos encontramos: gran inestabilidad en el norte de África, próximo oriente y este de Europa; vuelos económicos, gracias en parte al abaratamiento del petróleo, y un euro bastante devaluado. Parte de esos turistas que nos llegan especialmente en el verano no habrían elegido como primera opción España, llegan empujados por otras causas.
Necesidad de cambio de modeloComienzan a surgir muchas voces que reclaman la necesidad de un cambio profundo en el sector, que no siempre obtienen el eco necesario, para llegar al gran público; un modelo que apueste por una mayor calidad, una oferta más diversificada en cuanto a los productos, que busque desestacionalizar la oferta y que retribuya mejor al personal del sector turístico (como muestra un informe del Ayuntamiento de Barcelona, sobre las remuneraciones salariales medias en el 2014 donde se constata que el sector económico con más bajo nivel salarial es el de hostelería -la mitad del sueldo medio en la ciudad-).
Mejorar el producto turisticoNecesitamos más innovación en los productos, en los destinos, una innovación comprometida. Aumentar la profesionalización del sector y consolidar formas de hacer turismo con mayor valor añadido: turismo cultural, observación de la naturaleza, el senderismo, las vacaciones en bicicleta, el turismo de buceo, el enoturismo, el turismo rural. Propuestas dónde la calidad tiene más peso que la cantidad, que nos alejen del turismo entendido como un monocultivo. Incrementar la competitividad mejorando la segmentación y la diferenciación. Tenemos que readaptar nuestros destinos a la nueva situación turística, avanzar para poder calcular la capacidad de carga turística antes de que se produzcan situaciones de conflicto. Lamentablemente a pesar de la importancia del sector en España carecemos de una visión de estrategia de conjunto y a largo plazo y no invertimos como debiéramos en inteligencia turística.
Un dato que comienza a preocupar es la continua caída del gasto medio por turista y que evidencia nuestra dependencia de los principales mercados emisores y de la “touroperación”, especialmente en las islas que siguen acaparando un porcentaje muy alto de las llegadas de turistas extranjeros, como refleja Gonzalo González Jiménez de la EspOtro turismo es posibleada en su libro “Evolución y retos del sector hotelero en España”.
Necesitamos un turismo que aporte más al territorio, genere rentas dignas y que sea más sostenible. Un turismo que
consuma menos recursos naturales (Greenpeace nos recuerda que todavía hoy siguen en marcha proyectos urbanísticos que amenazan nuestro litoral y en los que tienen mucho construcciones relacionadas con el turismo) y que realmente contribuya al bienestar de las personas que viven en los territorios turísticos,.

El Síndrome de Venecia comienza a extenderse por el mundo y avanza rápidamente. Varias ciudades europeas comienzan a dar la voz de alarma, el Der Spiegel publicó recientemente un reportaje en el que hablaba sobre la creciente hostilidad de ciudades como Barcelona, Berlín, París, Viena, Hamburgo, Amsterdam, Praga y Dubrovnik frente a lo que reconoce ya como una invasión.
Es tiempo de recordar a Hans Magnus Enzensberger que vislumbró el problema ya en 1958. En su “Una teoría del turismo”, escribió: “los viajeros, con su mera presencia, amenazan con destruir lo que de hecho están buscando: originalidad y color local”.
El caso de Barcelona es especialmente destacado; allí se ha creado incluso una Assemblea de Barris per un Turisme Sostenible en la que participan más de 40 asociaciones en un intento de coordinar las protestas en contra del turismo masivo.
Baleares intenta buscar una solución a una situación que se describe como de saturación y masificación. El Govern ha recurrido a dos expertos para actuar contra la saturación turística. Los profesores de la Universitat de les Illes Balears (UIB) Carles Manera e Ivan Murray han recibido el encargo de estudiar cómo actuar contra la saturación y fomentar el turismo sostenible, mientras el GOB, el Grupo Balear de Ornitología y Defensa de la Naturaleza culpa al mismo Govern de la masificación turística que recordemos es el fruto de muchos años de promoción turística y de crear infraestructuras para hacer crecer el turismo en la isla.
También hay voces críticas que culpan claramente de algunos de estos problemas a parte del sector turístico y su falta de visión a largo plazo, exponiendo situaciones que nos muestran como nos alejamos del turismo de calidad en un destino tan relevante como el Camino de Santiago y la propia ciudad de Santiago de Compostela.
El término turismofobia se está instalando en el lenguaje cotidiano de muchos destinos que están sufriendo los efectos de un turismo que parece fuera de control. Aunque a veces se hace raro leer a personalidades muy conocidas, como Sánchez Dragó que ha ejercido como turista en muchas ocasiones y que se declara abiertamente como turimósfobo, como Nebel, que hablaba del turismo como una de las grandes epidemias de occidente. ¿Tiene sentido esa actitud del que se define como viajero y que odia ver el que creía su exclusivo coto invadido por las masas? ¿Acaso hoy no somos todos turistas?
Es urgente que nos tomemos en serio que tenemos que actuar para redirigir la actividad turística y conseguir que verdaderamente demos pasos hacia un turismo sostenible y responsable.
El conflicto está servido, no hacer nada sólo acrecentará el problema. Tenemos un nuevo gobierno, una persona nueva a frente del turismo en nuestro país, es el momento de elevar estas cuestiones al centro del debate.
Obremos en consecuencia.

Hacia un turismo responsable

Deja un comentario