CONCLUSIONES JORNADA CETR FITUR 2013

En esta 5ª Jornada de Turismo Responsable celebrada en FITUR por el  CETR – Centro Español de Turismo Responsable, hemos querido como hasta ahora contribuir a conectar realidades y conectar personas.

Así mismo, se trata de fomentar el emprendimiento y detectar oportunidades de trabajo y negocio, en la puesta en valor del patrimonio ligado al turismo.

La interpretación del patrimonio y el turismo responsable, cuando se unen, abren todo un mundo de oportunidades profesionales; porque se necesitan profesionales cualificados para crear un turismo responsable de calidad, que llegue hasta todos los destinos del planeta.

A mayor especialización del producto, mayor es la necesidad de interpretación del patrimonio; y para ello se necesitan grandes profesionales de la interpretación del patrimonio trabajando en el sector turístico, los cuales desafortunadamente, son muy escasos en nuestro país.

La avalancha de centros e infraestructuras de interpretación que se ha producido en España en las últimas dos décadas, no ha ido acompañada de las necesarias estrategias para formar en paralelo los profesionales necesarios para poner en valor viejos destinos y nuevos territorios.

Hemos visto cómo la botánica, la geología o la guerra se convierten en recursos capaces de generar recorridos y productos turísticos enormemente atractivos. Los jóvenes, de modo especial, tienen una oportunidad de desarrollar una carrera profesional ligada a la puesta en valor del patrimonio, para conseguir un turismo cada vez más experiencial y cualificado.

No cabe duda de que hay una estrecha conexión entre la interpretación del patrimonio y las realidades turísticas que se presentan en FITUR; donde cada vez más empresas y destinos evitan el término “productos turísticos” para hablar de “experiencias turísticas”. Ante esta situación, el papel de la interpretación del patrimonio en la actividad turística cobra todo su sentido;  ya que sólo por medio de la interpretación pueden entenderse y disfrutarse  productos como el ecoturismo o el turismo cultural.  

Esto es necesario tanto para viejos como para nuevos destinos, ya que por un lado la interpretación puede revalorizar y reinterpretar el patrimonio existente; y por otro lado la visión del turismo responsable es necesaria para que la mayor parte de los destinos puedan hacer un cambio de enfoque, y se adapten a las exigencias de la demanda, de su propia sociedad y del planeta entero.

En un país como España se aprecia muy bien la enorme brecha que existe entre la gran cantidad y riqueza de recursos patrimoniales existentes (naturales y culturales, tangibles e intangibles); y la escasez de productos turísticos cualificados que usen de forma intensiva la interpretación del patrimonio.

El guía o intérprete que no transmite emociones, amor por el patrimonio, pasión por la tierra que enseña, no conseguirá conectar con el visitante. La interpretación del patrimonio es una técnica compleja que genera emociones basadas en el patrimonio; y las transmite al visitante por medio de técnicas de comunicación avanzadas.

Captar la atención del visitante se consigue por medio de mensaje claros, emotivos y contundentes, convertidos en frases de impacto. El patrimonio, tangible o intangible, se convierte en experiencia cuando lo conectamos con sentimientos profundos del visitante, con su edad, con su religión, con su cultura.

Sin embargo, un sendero con carteles no es necesariamente un sendero interpretativo. Como hemos dicho, hemos abusado en las dos últimas décadas de la creación de instalaciones y de materiales seudo-interpretativos, tratando de suplir con grandilocuencia de medios y con tecnología la falta de imaginación y de creatividad.

En esta Jornada, nos han compartido iniciativas como el eco-snorkel, donde la interpretación del patrimonio se desarrolla bajo el agua. El turismo se hace sostenible desde la gestión de los recursos y el diseño de la oferta;  pero se hace responsable desde la actitud de los operadores, de los guías y de los visitantes.

La Organización Mundial del Turismo proclama que este año y los años venideros serán los años del ecoturismo, y para todo eso se necesitarán gestores e intérpretes del patrimonio, que esperemos se hayan encontrado en esta jornada compartiendo experiencias.

La interpretación del patrimonio es estar en ese momento y en ese lugar, es una revelación de significados que engancha al visitante. El intérprete está ahí para abrir los ojos del visitante, incluidos los del corazón; y a veces el intérprete solo tiene que callarse y dejar que la única interpretación del patrimonio presente sea el silencio.

No hay que olvidar que el fin último de la interpretación del patrimonio no es la diversión ni la educación del visitante, por importante que sea esta misión; sino la conservación del patrimonio y su recuperación cuando es necesario. Y para ello, si es necesario algunos intérpretes se visten de pájaro carpintero y algunos niños se meten dentro del caparazón de una tortuga. La interpretación del patrimonio nos hace sentirnos más vivos  y más conectados con el entorno; y a través de ella nos damos cuenta de que sin biodiversidad se vive peor. En definitiva la interpretación del patrimonio contribuye a generar también un Turismo responsable.

La conexión de la interpretación del patrimonio con el turismo nos puede ayudar también a reducir el impacto del turismo en el planeta, ya que cada vez está más claro que no podemos seguir así. La interpretación del patrimonio nos ayuda a adaptarnos al medio y a buscar formas más amigables de acercarse al patrimonio, como el senderismo o la bicicleta, aunque sea en medio de una gran ciudad.

Para que la actitud responsable del viajero se pueda materializar, hemos creado desde la EARTH el vademécum del turista responsable, bajo el lema “No existen malos viajeros, sino viajeros mal informados”, y que se distribuye en España a través del CETR-Centro Español de Turismo Responsable.

Aquí podéis ver más imágenes del evento.

Gracias por acompañarnos en este viaje al corazón del turismo y os esperamos en FITUR 2014.

A continuación os podéis descargar las ponencias de la jornada:

2 comentarios


  1. Excelente artículo, impecable visión que compartimos, nada que añadir, quizás que algunas de las infraestructuras públicas, como Centros de Interpretación, que tienen problemas de financiación para mantener sus fines y objetivos, podrían reconocerlo y abrirse así a modelos de gestión contando con la empresa privada interesada. En colaboración se podrían salvar y quizás aumentar los puestos de trabajo a ellos vinculados.

    Gracias también por los enlaces a las ponencias, un saludo

    Responder

    1. Gracias a vosotros por vuestros comentarios.
      Un saludo,

      Responder

Deja un comentario